EPISODIO 52:

Monetiza tu podcast aunque seas una desconocida

01 de agosto de 2021

[00:00:01]  ¡Bienvenida!  Yo soy Greydaliz y esto es Pasaporte Podcast,  un espacio para ti, que estás enamorada del podcasting y quieres sacarle el máximo provecho a la creación de contenido de audio para el beneficio de tu negocio y estilo de vida.  ¡Sí!  Porque el trabajar desde casa, o cualquier parte del mundo, haciendo buen dinero, e impactando vidas, es posible gracias a un podcast.  Así que prepárate, porque aquí, y ahora, voy a enseñarte cómo hacerlo.  [Sonido de olas del mar]

[00:00:41]  ¡Holaaa! Buenos días, estoy en la sensación y la alegría, o satisfacción, después de haber vivido uno de los mejores meses en mi negocio, tanto por el impacto que he podido hacer en otras mujeres como también por la parte económica, pues estoy bastante reflexiva. Te estoy hablando desde mi casita en Naranjito y puede que escuchen de fondo al trimer, hoy vinieron a hacerme el patio, y Mikaela pues, está al otro lado del cuarto viendo Spirit [Risa], unos muñequitos que ella ve de un caballo que le encanta. Así que si de repente Mikaela viene o se intensifica el sonido del trimer, sorry, pero lo que voy a estarlo hablando contigo es mucho más importante que cualquier cuestión exterior que puedan afectar la calidad del sonido aunque voy a estar haciendo mi mejor esfuerzo con éste, editando este podcast

[00:01:30]  Como te estaba diciendo, pues, tener este mes tan bueno en mi negocio me ha hecho pensar tanto, tanto, tanto, e incluso me llevó a recuerdos de cuando, por ejemplo, yo leí La Charca, una novela escrita por Manuel Seno Gandía, un puertorriqueño. Y es una novela que de alguna manera, cuando yo la leí en high school, me tocaba el corazón porque yo leía lo que decía La Charca y al mismo tiempo pensaba ¡wow! es que La Charca es mi vecindario, es donde yo estoy viviendo justo en estos momentos. Yo me crié entre la barriada y, bueno, y el caserío, la barriada del Cerro de Naranjito y el caserío de Naranjito, y son sitios bien especiales, con gente maravillosa, y yo siento que ahí tuve unas experiencias de crecimiento perfectas para formar quien es Greydaliz en estos momentos. Pero sí, puedo reconocer que habían muchas carencias en ese espacio, de todos los aspectos, incluyendo económica. Para que tengas una idea, parecido a esto de La Charca. Y hago un paréntesis rapidito, aquí en este punto, yo creo que debería existir un podcast enfocado en cuentos o literatura puertorriqueña. En donde, por ejemplo, hagan un resumen o donde hagan discusiones, gente así bien apasionada sobre el tema de la literatura, y que le encante el enfoque de lo que tiene que ver con la literatura puertorriqueña. Sería un nicho y una posibilidad bien maravillosa, así que les dejo la idea por ahí, porque de verdad que podcast como ése hacen mucha, mucha falta, ojalá que tú quieras hacerlo y quieras ser la protagonista, y la que cree un tipo de programa como éste, que tanta necesidad hay. 

[00:03:20]  Bueno, en la línea de yo vivir en mi propia charca, por contarles una historia. Mi familia era una familia pobre, o así ellos se catalogaban muchas veces. Yo no siempre lo entendía, yo tenía cierto grado de autismo, así que veía las cosas muy distintas. Pero bueno, ellos pensaban que éramos muy pobres. Y, siempre tengo la imagen de mi mamá, bien pendejita, pobrecita, que bajaba la cuesta del cerro y esa cuesta conducía [Risa], el final de la cuesta conducía a una financiera. En muchos momentos de desesperación mi mamá fue a parar a la financiera, y era bien gracioso porque le prestaban un dinero a mami. Y a los pocos meses, dieciocho meses, por ejemplo, ella necesitaba más dinero y necesitaba renovar el préstamo, así que mami vivió con un préstamo en las costillas por años, y años, y años. Porque, por ejemplo, éramos tres, éramos tres hijas y éramos cogiditas, así que de repente se graduaba mi hermana de kindergarden, por decirte algo, el próximo año me graduaba yo, y al año y medio o dos años se graduaba mi hermana menor. Así que imagínate desde kinder hasta cuarto año las graduaciones estaban siempre a la vuelta de la equina. Las celebraciones, y las fiestas, y los eventos, y todo eso, y para comprar ropa y mandarnos a arreglar el pelo, y ponernos zapatitos y toda esa cuestión, mami volvía otra vez, bajaba la cuesta y llegaba a la financiera a renovar el préstamo eterno que no acababa de saldar nunca. Y ya cuando nosotros estábamos todas, salimos de high school, y ya estábamos en la universidad, pues mami estaba celebrando que ya le quedaban los últimos pagos finalmente del préstamo que… yo nací en el 80, en el 1980, y en el 2003, más o menos, fue que mami vino a saldar por fin el préstamo este que tenía en las costillas por años, y años, y años, y años. 

[00:05:27]  Y te digo esto, y me dan un poco de ganas de llorar contándote esta experiencia, estos recuerdos de alguna forma dolorosos, porque para mí no era fácil ver a mi mamá desesperada, necesitando el dinero y sin saber qué carajos iba a hacer. Y ahora, años más tarde, yo he conseguido la respuesta a cómo se puede generar dinero on-demand, y suena como magia, y suena estúpido, y literalmente te lo digo, y tantas veces que escuchamos ciertas frases y no las entendemos, pero como dicen por ahí, la verdad te hará libre, y es completamente cierto, el conocimiento es poder. El conocimiento es poder y yo veo a una Greydaliz mucho más ignorante de hace años atrás, y veo la Greydaliz de ahora, que sigue siendo ignorante, pero por lo menos ya tiene una visión de cómo es que funciona parte del juego, y es como ¡wow, qué doloroso es no saber! Y puedo entender más a mi mamá, y puedo sentir más compasión. Y puedo ver a tantas personas, específicamente a mujeres, que es con quien yo siento que tengo que cumplir mi misión de vida, en ayudar a tantas mujeres que, de repente, me ven cómo yo hago una casa libre de deudas, cómo yo estudio, estudios graduado, cómo yo viajo el mundo, cómo yo decido vivir la vida a mi manera, y se acercan a preguntarme ¿cómo carajos tú lo haces? Y ahí ha entrado mi compromiso de poder ayudar a más personas a disfrutar la libertad de tiempo, la libertad de dinero, pero la verdadera libertad. También cuando tú te liberas bastante de tu mente, todavía no llego a grado iluminación ni nada de eso, estoy muy lejos de ahí, pero a mi mente ya la estoy controlando yo. Y eso te da mucho poder, te da mucha libertad, te abre muchas posibilidades a nivel interno y se reflejan en el exterior. Y es muy bonito, y yo no me quiero quedar con esto para mí solamente sino que quiero compartirlo con muchas más, porque estoy pensando en mi mamá, pienso y te veo a ti como si fueras Greydaliz, o como si fueras mi mamá, o alguien que para mí es bien importante, y yo poco a poco he encontrado las respuestas. Por supuesto que no te las puedo dar en un episodio del podcast, pero hoy sé que te voy a arrojar mucha, mucha luz, y sé que va a ser de guía y de ayuda este podcast para la persona perfecta que necesite escucharlo, porque como dicen por ahí: “el maestro llega cuando el estudiante está listo”. Si tú estás escuchando esto, estás lista para lo que voy a compartir contigo, así que espero que sea de mucha bendición, y si no lo entiendes pero sientes que alguien lo puede entender, por favor comparte este episodio con alguien importante para ti, así que vamos a pasar al tema del día, pero por supuesto siempre antes…

[Música]

[00:08:03]  Porque es mi mejor manera de poder ayudarte, o es el inicio de que puedas entrar a mi mundo y yo poder compartir todas estas respuestas contigo. Te voy a dejar el enlace en las notas del programa lanzatupodcast.com/webinar para que seas parte de un seminario en donde voy a compartir contigo información bien valiosa sobre el podcasting, este vehículo especial que me ha ayudado muchísimo. Vas a conocer más de Greydaliz, vas a aclarar tus dudas en vivo, así que si conectar más conmigo, y con las herramientas que yo tengo para ayudarte, es algo que resuena en tu corazón, te dejo el enlace lanzatupodcast.com/webinar en las notas del programa. Y espero verte pronto para que confirmes en ese espacio y ese momento que Greydaliz y Lanza tu Podcast somos perfecto para ti. [Sonido de efectos especiales]

[00:08:50]  Bueno, como te estaba diciendo, hay veces que, y sobre todo cuando ya tú tienes cierta información y ciertos conocimientos, y ves a gente sufriendo tú dices: es tan fácil, es tan fácil, pero eso también para mí es el arte de la buena evangelización, es algo que me gusta mucho como negocio, pero al mismo tiempo como la persona que lleva un mensaje y no se evangeliza bien, de la forma correcta la mayor parte de las veces. Una de las formas más bellas de evangelizar es tú convertirte en ejemplo de lo que se puede hacer. Es como si de repente, lo puedo ver mucho con las iglesias, pasa mucho, que de repente alguien tiene una sensación espiritual, o llega a un nivel, o tiene un cierto entendimiento y después quiere ir a convencer a la gente, y se molesta porque la gente no entiende, y la gente es ignorante. Y es que las personas vamos avanzando por ciertos niveles, y cuando ya tú tienes conocimientos, y por eso es que últimamente esta frase de cuando el estudiante está listo el maestro llega, me llega al corazón, bien brutal. Porque el maestro sabe cómo llegar a ti. Y nada, existen diferentes vías, pero una de las vías más poderosas que yo siento que los grandes líderes de la historia, incluyendo Jesús, han usado en ciertos momentos, es liderar a través del ejemplo. Tú te conviertes en el ejemplo de lo que es posible lograr. Así que [Suspiro] desafortunadamente he visto a muchas personas caerse por el risco, por el barranco, y caerse por el risco significa pues, endeudarse sin necesidad, hacer una mala decisión en cuanto a las deudas y tantas cosas. Mira, para que tengas una idea, y es parte de lo que me ha llevado a esta reflexión, empecé a ver, yo no veo televisión, pero tratando de buscar algo así para ver de vez en cuando y como el tema de la libertad para mí es bien importante, empecé a ver esta serie que se llama Orange is the New Black, está súper interesante, y he aprendido ya muchas lecciones, pero me tripea cuando estoy viendo la serie ésta, porque tú dices puñeta, estas mujeres la cagan, es como que la cagas y la cagas de la cagada, entonces como qué locas, si la cagaste sepárate de la escena, analiza, busca opciones, busca alternativas, busca guía, busca dirección, no pero se quedan en la cagada y la cagada conduce a la peor cagada y la peor cagada a la otra peor cagada, y cuando tú vienes a ver dices: diablos, para sacar a ésa de esa cagada es un descojón que se va a formar, o bueno, requiere mucho tiempo, mucho esfuerzo. La persona de repente, ella se frustra y dice yo de aquí no voy a poder salir. Así que se consume ahí en esa cagada. Y entonces he estado viendo esa serie, he estado viendo también diferentes episodios de la serie que me han volado la cabeza específicamente con lo que te estoy diciendo ahora, por ejemplo, hay una escena que hay una de las presas, que ya cumplió su tiempo y va a salir, y sale [Risas]. Y al par de semanas está de vuelta porque desafortunadamente ¿verdad?, cuando sale y al no tener un conocimiento que verdaderamente la haga libre, vuelve a los mismos patrones, a la misma gente, a los mismos errores, a la misma mierda, y se da cuenta que estando en la cárcel está más segura, está más comprendida, está más acompañada, está mejor que si estuviera afuera, bien loco. 

[00:12:04]  Y entonces pues, yo viendo eso, también me lleva al episodio de hoy de que, con razón, si es que no ven alternativas, si no saben cómo salí de ahí, y es precisamente por eso que te estoy hablando de lo que te estoy hablando hoy. Y hago un paréntesis también, para mí viendo esta serie, estar presa es un privilegio. De verdad, que yo soy amante de la libertad, pero siempre he sabido que si en algún momento yo tengo que ir a prisión o me encarcelan por algún crimen, sea inventado o real, no sé, para mí y siempre me alivia mucho pensar que la libertad, nada, la libertad no es estar necesariamente libre, entre comillas, como que estar afuera, puedes estar preso y puedes estar bien libre, me encanta por ejemplo, Nelson Mandela es un ejemplo muy bonito de esto. Cómo él verdaderamente se liberó de su mente, así que nada, el estar preso es un privilegio. Que viendo esta serie digo ¡wow! es que son privilegiadas porque tienen las condiciones perfectas para crecer más, pero bueno. Muchas veces se hunde uno más cuando no encuentras las opciones necesarias para salir de tus errores. 

[00:13:10]  Curiosamente hay mucha gente que saca provecho a las circunstancias. Para que tengas una idea mientras esta presa vuelve a la cárcel, porque no tiene opciones para hacer nada más, hay gente sacándole provecho y viendo potencial a lo que está pasando. ¿Y quién es esa gente? La gente que sabe o que se compromete en compartir historias. Por ejemplo, en esta serie hay un tipo, un personaje, que él empieza a contar las experiencias que están teniendo las presas gracias a lo que su novia, que es una de las presas, le va contando. Y esto le garantiza un puesto de trabajo, le garantiza que su contenido se publica en el New York Times, y por eso gana también popularidad y pues, tiene ciertas recompensas esos esfuerzos, y te das cuenta que siempre, en muchas situaciones gana quien cuenta la historia, quien da la lección a través de una historia. Y es precisamente éste el primer paso, que yo siento que es un alma súper importante para cualquier persona que quiera tener éxito. A lo largo de la historia, a los humanos nos encanta compartir experiencias, todo lo que nos va pasando, esas grandes lecciones, esos errores de los que aprendemos mucho, y esas historias sobreviven a través del tiempo y además se les puede sacar mucho, mucho, mucho provecho. Y trayéndolo específicamente al mundo de los negocios es algo bien positivo. Y quiero recordarte que yo empecé a hacer podcasting y a compartir lo que estoy haciendo ahora y que ahora mi negocio genera dinero que yo jamás pensé tener en mi vida gracias a que yo empecé a compartir mis historias y mis experiencias a través de un podcast. Ése fue mi primer paso.

[00:14:58]  Yo previo a eso, llevaba mucho tiempo tratando de crear un blog, pero trancada con la parte técnica que me confundía, y me daba hasta miedo meterme ahí a buscar y entender cómo es que funcionaba. Llevaba mucho tiempo tratando de buscar qué hacer, y no sabía, y no fue hasta que me rendí y no vi alternativas y dije: ¿sabes qué? esto es una mierda, yo no tengo respuestas, yo no sé qué carajos voy a hacer, pero lo único que quiero es poder conectar y compartir lo que siento. Y es bien lindo porque en ese momento de rendirme fue que todo surgió. Pero todo surgió gracias a que yo empecé a compartir mi historia, mi experiencia, y al yo dar, la vida me fue dando de una forma bien linda todo lo que yo he conseguido, por ejemplo, hasta ahora. Así que es bien lindo como negocio, sobre todo, porque cuando tú creas un negocio que gire en torno a tu historia, a tu experiencia única, a tu ángulo o manera de ver la vida, a tu forma particular de hacer las cosas, a quizás sistemas o procesos que has desarrollado porque has vivido esta experiencia una y otra vez, una y otra vez. Y has desarrollado sistemas y experiencias que hacen que, por ejemplo, tengas un método o todo un sistema. Cuando tú creas un tipo de podcast basado, por ejemplo, en retos que tú has superado, en experiencias, algo de un accidente que cambió tu vida, alguna enfermedad, alguna depresión, ansiedad, sensación de que tu vida no tiene propósito, como de hecho fue mi caso, como yo empecé a hacer podcasting también, porque yo sentía ¡wow! la vida es una mierda, yo creo que no puedo esperar más de esto, y precisamente ahí fue que empecé a hablar y todo lo demás surgió. O sea, contesta preguntas tan sencillas como que ¿Cuál es mi historia? ¿Cuál es mi identidad? ¿Cuáles son mis ventajas y desventajas culturales? ¿Dónde yo he estado? ¿Dónde estoy y por qué? ¿Qué he superado? ¿Qué errores he cometido? ¿Qué he alcanzado y cómo? ¿A quiénes he ayudado en el camino? ¿Cuáles son mis valores? lo que me mueve. O sea, si tú tienes esas destrezas, talentos, conocimientos, experiencias, esa forma o proceso, tienes tela para un podcast, para un libro, para compartir tu historia y experiencia. Cuando tú compartes tus experiencias y tu historia, y te conviertes en una persona vulnerable, que es algo bien lindo, porque no saber cómo hacer las cosas y hacerlas es ser vulnerable. Tener miedo mientras las estás haciendo, es ser vulnerable, compartir verdades, cosas que normalmente no le has dicho a nadie es ser vulnerable. Te felicito porque eso es tema para un podcast, para un libro, para compartir tu historia. Y cuando tú creas algo basado en ese tipo de experiencia, no hay nada a pesar de que yo, por ejemplo, tengo diferente servicios, y puede venir alguien a compartir lo que yo comparto, pueden plagiarlo, pueden… Hay cosas en mi servicio que nadie me las puede copiar porque están atadas a quien yo soy, están atadas a mi energía, están atadas a lo que yo aporto cuando tú entras a mi vida, y ahí es donde está la verdadera información. 

[00:18:00]  Yo puedo ser una curadora, una curadora de contenido, y hay muchas veces, todo está en internet, todo, pero yo soy, por ejemplo, experta curando el contenido para que tú sepas específicamente lo que necesitas ahora. Y presentándotelo de una forma que tú digas esto yo lo puedo hacer, esto yo lo estoy haciendo, esto ya yo lo hice. Y puedas tener los resultados, eso es un don que yo tengo. Y eso no se consigue cuando alguien quiere copiarte, por decirte un ejemplo, o cuando alguien entra a tu vida tú tienes una energía particular, o una intuición, o unas destrezas, y nadie te puede copiar eso. Y eso te da un estado de paz y tranquilidad porque tú puedes decir en un mundo lleno de copiones, por ejemplo, no hay nadie, nadie, nadie como yo. Y por eso, cuando tú basas tu contenido, tu negocio en torno a tu historia, tus valores, lo que tú crees, tu manera de pensar y hacer las cosas, vas a atraer unas personas únicas. Yo he pasado por un proceso de crisis, que se los he comentado muchas veces, en el que estaba atrayendo un tipo de personas, que no era que eran malas personas, eran muy buenas personas, pero no era el tipo de personas que yo quería en mi vida. Y tuve que hacer acciones radicales para eliminarlas de mi vida. Y ahora que veo la gente que está entrando a mi vida, bueno, no sé si quienes escuchan a Greydaliz o descubrieron Bicha Cool, pueden notar cómo yo he cambiado tanto hasta en mi tono de voz [Suspiro]. Pues, es bien lindo y tú empiezas a confiar de que nadie puede quitarte nada porque lo que tú tienes es tuyo, nada más te pertenece más que eso. Y cuando tú creas algo basado en esa historia, es muy lindo. Mi mamá y la presa ésta [Risas] de la serie ésta que les estoy comentando, no sabían, no se sentían capaces de compartir sus experiencias más allá de su vecina o su amiga que se sentaban a desahogarse. Pero ¿por qué no llevar eso a otros niveles? Y cuando tú lo llevas a otros niveles mientras más tú impactas, y mientras más tú das, y mientras más alcance tú tienes, más éxito vas a tener. No solamente por lo económico, sino también por el impacto que estás haciendo, y porque verdaderamente tu historia cobra sentido al poder ayudar a otras personas a través de ella, y eso es hermoso. Así que también, además, puedes responderte preguntas como que, no sé, ¿soy buena en el e-commerce? ¿Soy buena en el desarrollo de páginas web? ¿Soy buena con el marketing? ¿Soy buena con la tecnología? ¿Soy buena con la salud? ¿Soy buena con la mente? ¿Soy buena motivando? ¿Cuántos idiomas yo hablo? ¿Yo he tocado algún instrumento? ¿He corrido un maratón? ¿He corrido un negocio? ¿Practico algún deporte? ¿A dónde? ¿Qué parte del mundo yo he estado? ¿Qué tipo de educación formal o informal he recibido? ¿Con qué sistemas o línea de pensamiento está familiarizada? Que es algo que es nuevo, que has aprendido, por ejemplo, las pasadas semanas. Respuestas como éstas te llevan a entender cuál es ese valor único, que te hace tan especial, que es lo que enriquece tu negocio y, sobre todo, que es lo que hace que muchas personas, muchos potenciales clientes desean, o deseen, escogerte a ti versus a otro negocio. Y ése es el poder de contar una historia. Para mí, y por eso ¿verdad?, yo como mentora, tú quieres entrar en mi mundo de otras áreas de tu negocio que yo pueda ayudarte, tienes que querer entrar con el compromiso de que tu historia es lo que va a hacer que tu negocio sea importante. 

[00:21:35]  Así que cuando ya yo descubro que la gente está comprometida con compartir su historia, compartir sus conocimientos, compartir su información, yo sé que ya puedo conducirlas, por ejemplo, a otros pasos. Pero ése es el primer paso súper importante, y es algo que mi mamá en su momento no sabía, porque hasta el hecho de mi mamá contar la experiencia de cómo nos crió y cómo nos sacó adelante era una súper historia. Para ella montar un negocio, porque personas decidieran escogerla a ella para sus negocios, para lo que ella fuera a hacer versus a otras personas. Pero mami no sabía las cosas que ahora yo sé, y yo fui bien vulnerable, y fui bien intuitiva, y supe que compartir mis experiencias me iba a conducir a todo lo demás. Y es por eso que ése es el primer paso. Y muchas veces en los negocios no queremos monetizar, pero monetizar es el resultado de haber dado mucho, mucho, mucho, mucho, de hecho, para que alguien te contrate y te pague, por ejemplo, cien dólares, tú tuviste que haber invertido quinientos dólares, en formarte, en crecer, en aprender, en ser una mejor persona, en entender ciertas cosas. Así que, tú tienes que invertir siempre en ti de diferentes maneras, pero al mismo tiempo tienes que dar constantemente antes de pretender recibir, que es mucha, que es el error que muchas veces la gente comete quiero recibir, quiero monetizar, quiero ganar dinero, estás dando, coño si tú no eres capaz de compartir quién tú eres, tu historia, ¿por qué yo voy a querer trabajar contigo? ¿Por qué voy a pensar que eres un negocio o una persona generosa? ¿Por qué quieres pensar que eres la persona quién yo voy a darle el dinero? Mientras la presa aquella se está quejando, hay alguien contando la historia y sacándole provecho ¿por qué? Porque está poniendo esa historia en los ojos y oídos de otras personas que pueden aprender lecciones y eso se valora. Se valora con atención, y donde hay atención, hay dinero, donde hay atención, hay energía, y donde hay energía fluyendo, todo lo demás fluye más fácilmente.

[00:23:33]  No sé si sientes que te estoy hablando como jeringosa, pero éste es la esencia de un negocio exitoso, sobre todo, de lo que tiene que ver con un negocio online. Tienes que dar, tienes que darte, tienes que compartir quién eres, lo que sabes hacer, tus valores, lo que te gusta, lo que no y vas a estar atrayendo una gente de una calidad con quien tú te vas a sentir contenta de trabajar. Y yo siempre lo veo así, la gente con quien yo trabajo que es parte de mi equipo de trabajo, y la gente a quien yo sirvo como mentora, es gente que yo quisiera ver en una fiesta. ¿Qué gente tú quieres ver en una fiesta? Pues, al tu compartir tu historia, tus experiencias, eso tan único tuyo, vas a atraer la tribu perfecta para ti. Además, también que cuando tú vas y quieres ganar dinero como negocio, tú tienes que tener dos cosas bien importantes: Tienes que tener, primero que nada, una oferta irresistible, algo, algún producto o servicio que sea como ¡wow! En mi caso, por ejemplo, cuando yo empecé no lo tenía, así que para mí fue como que voy a compartir mi historia y atraer mi tribu, que es precisamente el segundo más importante, crear una comunidad. Y yo fui creando los productos y los servicios a lo largo del camino, pero esa parte de tener una oferta o un producto es bien importante. Es algo que también yo ayudo a hacer a mis estudiantes, pero al mismo tiempo, eso de crecer tu comunidad es súper importante, hay gente matándose haciendo, qué sé yo, un e-book, y después yo les digo ¿a quién puñetas se lo vas a vender? ¿A tu mamá, a tu tía y a los cuatro gatos que tienes en las redes sociales? Tienes que tener una comunidad, ése es el primer paso importante. Y otro paso bien importante, que también mi mamá no sabía, y por eso estaba siempre cayéndose en la mierda, una y otra vez, y renovándose préstamos y cometiendo los mismos errores siempre, es que mi mamá no identificó nunca a una persona que fuera tres pasos más adelante que ella. 

[00:25:29]  Y esto es algo que yo he podido hacer y me siento bien contenta, porque a pesar de que yo vengo del mismo lugar que mi mamá viene, que nosotros no tenemos muchos ejemplos a seguir, yo pude hacer, como meter en una licuadora la personalidad, el valor, la cualidad, aquel rasgo que me gusta de diferentes personas que yo tenía en mi entorno, y aunque eran personas que ciertas cosas no me gustaban, pude decir, qué rescato, y recupero, y recibo, y trabajo, y acepto este tipo de cualidades y valores que yo sé que son los que yo quiero tener. Y así, poco a poco, fui creando mi primer mentor, por decirlo de alguna forma, un poquito, eehh, un poco abstracto en ese momento. Pero si hay algo que también yo he sido muy buena, es siempre identificar personas que van más adelante que yo. Y es bien importante que tú las identifiques activamente, o mucho más fácil, porque cuando tú fluyes, todo fluye más fácil. Puede ser mucho más fácil y por eso, vuelvo y te digo lo que te dije al principio, el maestro llega cuando el estudiante está listo, porque el maestro sabe cuándo y cómo llegar al estudiante. Y cuando llegue el maestro, tu trabajo es tener la capacidad de, a pesar de las dudas, de incertidumbre, de que no sabes las cosas, seguir tu intuición y seguir ese maestro porque él te va a mostrar el camino de cómo llegar a ese próximo paso. Pero muchas veces ése es el problema también, nos paramos y nos frenamos y no seguimos el rumbo trazado, y es ahí donde también la gente se estanca. Así que, para que veas que no te estoy diciendo nada técnico, no te estoy diciendo nada de así como que ¡wow!, es mucho, tan sencillo como saber que tienes una historia que compartir, unos conocimientos que compartir, comprometerte con eso y buscar guía cuando la necesites. No te centres en estar buscando cómo voy a encontrar la respuesta, cómo voy a buscar la respuesta, y quedarte como que cuadrada, cómo voy a encontrar la respuesta a este reto, sino que simplemente tienes que dar y tienes que dejarte llevar por gente que sabe.

[00:27:34]  Algo que noto mucho en muchas mujeres con las que yo a veces trabajo, es que quieren recibir antes de dar. Y me encanta una historia, que no sé si la estoy contando bien, pero bueno, eran 2 personas que estaban buscando la iluminación. Uno era un alquimista, un químico, y el otro era un loquito del barrio. El alquimista se fue a hacer pociones y magia y cuestiones, y allá estaba bien centrado trabajando y buscando la fórmula perfecta y aquí, estaba ya encabronado, con la cara ya de amargado. Y el loquito, pues nada, se distrajo en un río y ahí estaba hangueando en el río, tirando agua, y brincando y saltando, pero me encanta que llegó un maestro ¿no?, que era como que el que les iba a dar, no sé, ese pase a la iluminación y se encuentra al alquimista y le dice – ¿Qué te pasa? – Nada, no, vete para allá, no me interrumpas que estoy aquí trabajando, y estoy bien concentrado, y estoy a punto de encontrar esto, llevo tanto tiempo, ya estoy cansado, bla, bla, bla… Y el maestro dijo: Byeee. Y el maestro siguió caminando y se encuentra al loquito en el río y le dice: Mira, ¿tú no estabas buscando la iluminación? ¿Qué te pasó? Y el loquito dice: ¡Es cierto! Lo que pasa es que me metí aquí, y la estoy pasando ¡tan brutal! ¡Me encanta! Discúlpame que me distraje y la estoy pasando demasiado de bien. Y en ese momento, ese loquito se iluminó. Y también es cuando estamos buscando algo, divertirnos en el proceso, en soltar y disfrutar, es mucho mejor que estar enfocadas [Sonido apertura de puerta] permiso. [Entra Mikaela y habla] 

Mikaela:

[00:28:54]  Mamá, mira, ¿me quitas esta camisa? Y ¿cómo se ponen los patis? 

Greydaliz:

[00:29:01]  Los patis, el sellito va para la parte de atrás. Mikaela se está vistiendo solita [Risas]  

[00:29:06 Bueno, ya me queda poquito, cuando tú dejas de estar buscando y te centras en dar y disfrutar, y fluir. Mira cómo yo estoy haciendo este piso y el podcast, queridas podcaster, yo soy una líder de podcaster, estoy preocupada porque el sonido, porque afuera están pasando el trimer, porque mi hija está interrumpiendo, ¡nooo! Estoy fluyendo con la vida. Y a mí me encanta ser así, y este es el tipo de gente que yo quiero atraer porque el mensaje ya yo lo he dado, ya está ahí, y está ahí para quien esté listo o lista para recibirlo. Así que en lo que yo pueda ayudar…

[Música]

[00:29:41]  Tú sabes que este programa siempre es traído a ti por mi Academia online de Formación para Podcasters, Lanza tu Podcast en donde enseño todo lo que tienes que hacer para lanzar un podcast y compartir tu historia, que va a ocasionar todo una reacción en cadena, como lo que te acabo de compartir, pues este es el primer paso. Yo estoy dispuesta como mentora a ayudarte, a desarrollar este vehículo para que trabaje a favor de tu mensaje y a favor de tu negocio. Te dejo el enlace en las notas del programa, por si quieres participar de mi seminario en vivo, donde voy a poder aclarar tus dudas en vivo y poder compartir más información sobre este vehículo que ha transformado mi vida y puede transformar también la tuya. Enlace y toda la información en las notas del programa lanzatupodcast.com/webinar. [Sonido de efectos especiales]

[00:30:28]  Ahora wii, wii, te doy las gracias por estar en sintonía conmigo, por estar escuchándome, me siento súper privilegiada que estés al otro lado, eso me indica mucho de cuánto tú y yo nos parecemos. Sabes que toda la información de lo que comparto en este podcast lo encuentras en pasaportepodcast.com, nos seguimos viendo a través de Instagram. En las redes sociales me encuentras como @Greydaliz. Bien importante, suscríbete a este podcast y suscríbete también a mi podcast personal Greydaliz, para que siempre recibas todo lo que yo voy publicando y no tengas que estar buscando los episodios ni descargándolos, sino que simplemente los tengas en tu teléfono para cuando estés lista para escucharlos. Y sobre todo, comparte este episodio con alguien que tú sientas que lo pueda necesitar y que le pueda hacer bien. Te doy las gracias por darle oído a otro episodio de Pasaporte Podcast, podcaster o futura podcaster, nos vemos el próximo domingo ¡Muuuach!

[Música]

[00:31:29]  [Sonido apertura de puerta]  Flaco ya terminéeeee.  ¡Qué bella quedaste mi amor! Preciosa, te amo. 

Mikaela: 

[00:31:35]  Ahora queda dormir. 

Greydaliz: 

[00:31:37]  Ok.

Mikaela: 

[00:31:38]  Me cepillé los dientes. 

Greydaliz: 

[00:31:40]  Ay ¿te los cepillaste ya también?

Mikaela: 

[00:31:42]  Sí, mira.

Greydaliz: 

[00:31:43]  ¡Qué bien, que bello! Mira, di aquí unas palabritas.

Mikaela: 

[00:31:44]  Hola, mi nombre es Mikaela.

Geydaliz: 

[00:31:48]  ¿Cuántos años tú tienes Mikaela?

Mikaela: 

[00:31:49]  Cuatro.

Greydaliz: 

[00:31:50]  ¿Y cuándo vas a cumplir los cinco?

Mikaela: 

[00:31:52]  Cinco años.

Greydaliz: 

[00:31:53]  ¿Cuándo?

Mikaela: 

[00:31:55]  En Noviembre.

Greydaliz: 

[00:31:56]  Vas a cumplir los cinco en noviembre, ¿y de qué tú quieres que sea tu cumpleaños?

Mikaela: 

[00:31:59]  De uni, de otra cosa.

Greydaliz: 

[00:32:01]  ¿Ya no quieres de unicornio? ¿Cambiaste de opinión?

Mikaela: 

[00:32:03]  Uujumm

Greydaliz: 

[00:32:05]  ¿Y qué es lo que más te gusta hacer a ti?

Mikaela: 

[00:32:07]  Me gusta pintar, bailar, jugar con Diego.

Greydaliz: 

[00:32:12]  [Risas]  Dale, bye. Esa es Mikaela con 4 añitos y como 9 meses. ¡Te amo! Bye, bye.

Mikaela: 

[00:32:19]  Cinco años.

Greydaliz: 

[00:32:20]  Ah, casi cinco años. Las quiero, bye.